Síndrome de Crohn

Imagen de síndrome de Crohn

El síndrome de Crohn es una enfermedad inflamatoria seria del tracto gastrointestinal; afecta principalmente la parte inferior del intestino delgado (íleo) e intestino grueso (colon), pero puede afectar cualquier parte del tracto.

Causas del Síndrome de Crohn

La etiología exacta del síndrome se desconoce, se sabe que es un síndrome crónico y que probablemente sea provocado por una pérdida de la regulación del sistema inmune y/o infección bacteriana. Se inicia con mayor frecuencia durante la segunda y tercera década de vida, pero puede afectar a personas de cualquier edad. No es una enfermedad contagiosa y hay una tendencia ligera a tener carácter hereditario.

Síntomas del Síndrome de Crohn

Habitualmente el síndrome de Crohn causa diarrea, que puede desarrollarse de forma lenta o comenzar de manera súbita; cólicos abdominales; fiebre y algunas veces sangrado rectal; en algunos casos dolores articulares y lesiones de la piel; otro síntoma es la pérdida de apetito con la consecuente pérdida de peso.

Otros síntomas precoces del síndrome son lesiones en la región anal, incluyendo hemorroides, fisuras, fistulas y abscesos.

En pacientes con el síndrome se pueden presentar otros síntomas que no tienen nada que ver con el tracto digestivo, algunos de ellos son:

  • Artritis: frecuentemente los tobillos y rodillas pueden inflamarse, sentirse adoloridas y endurecidas, tales síntomas desaparecen cuando se controla la inflamación intestinal.
  • Aftas: durante los periodos de inflamación activa del intestino se pueden formar pequeñas heridas ulcerativas.
  • Fiebre: como indicador de una inflamación es común la fiebre durante el surgimiento de los síntomas, ésta puede estar presente por semanas o hasta meses antes de manifestarse los síntomas, pero desaparece cuando la inflamación intestinal está bajo control.
  • Problemas oculares: los ojos pueden infamarse, enrojecerse y estar sensibles a la luz, síntomas que aparecen frecuentemente antes de una crisis del síndrome y desaparecen cuando son tratados los síntomas intestinales.
  • Problemas de la piel: las personas con el síndrome pueden desarrollar erupciones cutáneas o enfermedades dolorosas provocadas por hongos, así como enrojecimiento de las piernas; al igual que con los otros síntomas estos mejoran con el tratamiento intestinal.

Diagnostico del Síndrome de Crohn

Debido a que los síntomas varían en cada paciente y muchos de ellos están presentes en otras enfermedades infecciosas del intestino, el diagnostico se dificulta. No existe un examen específico para determinar si una persona sufre o no del síndrome de Crohn. Para la realización del diagnostico del síndrome los médicos deben evaluar la historia clínica del paciente, tener en cuenta todos los síntomas, realizar exámenes físicos y una variedad de pruebas de laboratorio.

Entre los exámenes que el médico puede solicitar para el diagnostico se encuentran:

  • Hemograma para detectar anemia
  • PCR (marcador de inflamación en el cuerpo)
  • Endoscopia digestiva alta
  • Ileocolonoscopia
  • Resonancia Magnética Nuclear
  • Tomografía computadorizada
  • Entero-tomografía
  • Entero-resonancia
  • Transito de intestino delgado con contraste de bario
  • Enema opaco (examen de imágenes, realizado con contraste vía rectal)
  • Examen histopatológico (biopsia)

El síndrome de Crohn con frecuencia se asemeja a otras enfermedades y los síntomas pueden variar mucho, lo que hace que pueda llevarse algún tiempo para obtener un diagnostico correcto. En sus fases iniciales, se confunde muchas veces con el síndrome del intestino irritable, por tratarse de dos situaciones muy parecidas, donde las quejas de los pacientes se asemejan.

Tratamiento del Síndrome de Crohn

El tratamiento del síndrome debe ser realizado en etapas. Existe un sistema de medición de la actividad de la enfermedad que se basa en el numero de evacuaciones, dolor abdominal, indisposición general, ocurrencia de fistulas y de manifestaciones patológicas, que permite clasificar la enfermedad en leve, moderada o grave.

Si se considera leve el médico llevará un control de la evolución del paciente, indicando un tratamiento más suave que el utilizado en casos avanzados, inclusive a veces no es necesaria ninguna medicación, pero esto variará dependiendo de las características del caso.

El Síndrome de Crohn no tiene por ahora ningún tipo de cura. El tratamiento terapéutico del síndrome se direcciona con la finalidad de reprimir el proceso inflamatorio, los medicamentos disponibles reducen la inflamación y controlan los síntomas, algunos de estos medicamentos son amino salicilatos, corticosteroides, antibióticos, inmunosupresores y terapia biológica, los mismos permitirán disminuir los síntomas e inducir un periodo de remisión y proporcionar la manutención del mismo, pero no curan el síndrome.

A falta de respuesta al tratamiento clínico se puede realizar tratamiento quirúrgico para tratar las obstrucciones y las complicaciones que se presenten.

Otro punto muy importante a considerar en lo que respecta al tratamiento del síndrome es la dieta, que aunque no tenga un papel definido, si se sabe que algunos alimentos agravan los síntomas. Las recomendaciones nutricionales deben hacerse de forma individualizada, de acuerdo a las condiciones de cada paciente, aunque hay algunas reglas básicas para evitar los síntomas más comunes como diarreas y cólicos intestinales, como son el evitar el consumo de alimentos ricos en fibras, frituras y fermentados, de cualquier forma la parte nutricional del paciente debe ser controlada por un nutricionista.

 

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies