Síndrome de Hellp

Este síndrome es una complicación gestacional grave, poco conocida y de difícil diagnóstico, que puede ocasionar la muerte de la madre y también del bebé.

Causas del síndrome de Hellp

La etiología del síndrome Hellp está directamente relacionada con la pre-eclampsia (hipertensión arterial acompañada de proteinuria después de las 20 semanas de gestación) y tiene origen en el desarrollo placentario defectuoso, estrés oxidativo y lesión endotelial, especialmente en los vasos hepáticos.

Es llamado síndrome porque involucra un conjunto de síntomas, y Hellp en función de la abreviación de los términos en inglés, que quieren decir H: hemolisis (fragmentación de las células sanguíneas); EL: elevación de enzimas hepáticas y LP: bajo contaje de plaquetas (células que ayudan en la coagulación sanguínea).

Síntomas del síndrome de Hellp

Los síntomas del Síndrome de Hellp pueden confundirse fácilmente con los de la pre-eclampsia grave, los cuales son:

Dolor en la parte alta o central del abdomen
Dolor de cabeza
Nauseas
Vómitos
Alteración de la visión
Presión arterial alta
Malestar generalizado.

Cuando el síndrome se agrava, puede presentarse edema pulmonar agudo, insuficiencia renal, fallo cardiaco, hemorragias y ruptura del hígado, pudiendo ocasionar la muerte materna.

La gestante que presente señales o síntomas del Síndrome de Hellp debe consultar inmediatamente al obstetra y acudir a un centro de emergencia, principalmente si sufre de pre-eclampsia, diabetes, lupus o problemas del corazón o de los riñones.
Los síntomas de este síndrome, normalmente surgen durante el embarazo, pero también pueden presentarse en el periodo de postparto.

Diagnóstico del síndrome de Hellp

De manera general es importante la realización de los siguientes exámenes:

Contaje de plaquetas
Creatinina en suero
Deshidrogenasa del ácido láctico
Ácido úrico
Niveles de bilirrubina
Transaminasas

Estos análisis se deben realizar también durante el control pre-natal como forma de prevención. Mientras mejor sea la asistencia pre-natal, menor es la posibilidad de complicaciones obstétricas.

Es importante destacar que las alteraciones clínicas y de los exámenes de laboratorio hacen parte del cuadro de otras patologías, lo que puede confundir al profesional de la salud y retardar el diagnostico y como consecuencia el establecimiento de una conducta médica adecuada.

La enfermedad puede ser clasificada en dos tipos; completa cuando presenta todos los criterios diagnósticos de laboratorio como son: plaquetopenia, hiperbilirrubinemia, aumento de enzimas hepáticas y frotis anormal de la sangre periférica; e incompleta o parcial cuando se presentan uno o más de los criterios diagnósticos pero no todas las alteraciones de los resultados de las pruebas de laboratorio.

Tratamiento del síndrome de Hellp

En principio como abordaje terapéutico se debe evaluar la situación global de la gestante. Es necesario chequear el estado general, confirmar el diagnostico de laboratorio, hacer el diagnostico diferencial, estabilizar las condiciones vitales, principalmente las anormalidades del sistema de coagulación, además de combatir la hipertensión arterial y realizar la profilaxis.

No obstante es importante destacar que el único tratamiento capaz de frenar los efectos del Síndrome de Hellp, es el termino de la gestación, que puede ser hecho a través de cesárea o inducción del parto, principalmente después de las 34 semanas de embarazo, de modo de evitar la muerte de la madre y el sufrimiento del feto.

En el caso de que la gestante presente un cuadro estable y menos de 34 semanas de embarazo, el médico puede optar por suministrar medicamentos para inducir la madurez pulmonar del feto para poder realizar el parto antes de término, reduciendo así las complicaciones neonatales; siempre manteniendo internada a la madre para un monitoreo constante de la evolución del embarazo.

Si la embarazada tiene menos de 24 semanas de gestación, este tipo de tratamiento puede no ser eficaz, siendo necesario interrumpir el embarazo.
No hay prevención para este síndrome, sin embargo el diagnostico precoz del mismo aumenta las posibilidades de que la madre y el bebé sobrevivan.

Vídeo sobre síndrome de Hellp

Hoy les dejamos un vídeo sobre una madre que sufrió el síndrome de Hellp; no hay nada más clarificador que un caso personal.

Es un síndrome que puede conllevar la muerte de la madre, del bebé o incluso de ambos. Todo el apoyo desde Síndrome D para aquellas madres afectadas, seguro que todo sale bien, y un abrazo sumamente afectivo para aquellos casos con resultado negativo para madre o hijo. Como siempre pedimos desde la web de Síndromes, compartir = ayuda. ¡No lo dudes y comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *